Actualidad
Una personalidad que el turf va a extrañar
El Gringo falleció en Córdoba ayer, a los 81 años, tras un proceso contra el que luchó por muchos años; su haras, Don Florentino, es un emblema de la hípica del país que excede el marco del Interior.
Gustavo González
28/03/2024
Revista Palermo
Ni las tormentas impidieron el impulso de los remates del Gringo en La Francia

“En estos 30 años hemos tenido errores, cosas buenas y malas, pero a todos ustedes los quiero por igual, en mi alma”. Cambiando el número 30 por el 40, esa frase podría ser el epitafio del Gringo Grimaldi, fallecido ayer en Córdoba, a los 81 años, (nació el 17 de abril ). Pero sería una sola de las muchas que el patriarca de Don Florentino dejó en su largo y fructífero camino. Esas palabras encabezaron uno de los tantos relatos de la Gran Venta de la cabaña y de la familia, que reflejó La Nación en mil visitas a La Francia, y también en cada encuentro en los hipódromos.

Fueron siempre tres días esperados por un pueblo. Cada sábado de operaciones se reunían más de 2000 personas en el asado previo, codeándose con los amigos, los clientes y los artistas que animaban la noche previa, los viernes, y el propio almuerzo.

“Cuando ustedes ven la prolijidad que hay en el parque y allí donde está la chaquetilla de Don Florentino, en la entrada principal, es obra de alguien que me aguanta desde hace 51 años, Zulma”, decía el Gringo, y sus ojos claros se cristalizaban.

Grimaldi, con Luis, Lucas y Luciano, las generaciones que lo continúan
O se ponían más vivaces cuando enfatizaba: “Luis y Lucas han incorporado 52 yeguas madres importadas de los Estados Unidos en un momento muy especial y difícil de ese país (2014); en la Argentina las crisis también golpean, pero nosotros las vemos pasar, las soportamos, esperamos que el próximo que administre sea mejor que el que está, por eso Don Florentino presenta lo mejor que tiene”. Los hijos del Gringo y su nieto Luciano son la continuidad de su obra. Y qué decir de su esposa, más que firmar al pie aquel agradecimiento, porque uno lo ve a cada paso en el campo, en las casas de todos y en la atención generosa de Zulma.

La mirada expresiva y esa sonrisa eran a veces un poco irónicas, pero siempre divertidas, como cuando Grimaldi “extorsionó” a un cliente para que subiera la postura en plena puja por un potrillo: “Acordate de cuando te compro una jaula entera”, en referencia a los camiones de hacienda que vendía en las Ferias Grimaldi –el origen del Gringo como martillero-. También, aparecían, por ejemplo, en un diálogo con Miguel Pérez, uno de los entrenadores de Don Florentino, después de la victoria de Gran Enemiga en el Clásico Congreve (L) en 2019, el día en que la potranca emuló a Piávolo , ganador de la carrera en 1984 y defensor de la divisa verde, blanca y rosa: “¿Te parece que después de esto me gané la cantata en el próximo remate?", preguntó el cuidador/cantor al Gringo, en referencia a los números artísticos de cada encuentro en Córdoba, que respondió: “Estás censurado”. Grimaldi recordó que a Piávolo lo eligió su hermano, Juan Carlos, en el haras El Tala y que a Gran Enemiga la domó el gran José Ramos en La Francia, y la terminó en 40 días.

El Gringo solía evocar a su padre, Florentino Grimaldi, quien puso la piedra fundacional del haras, y hacía un reconocimiento al personal, que se vio reflejado en un video. Cada remate finalizaba con una subasta a beneficio del colegio Nacional de la localidad, que además de ofrecer sus alumnos para atender a la gente el sábado, recibía una donación de la cabaña.

“Gracias por lo que son, porque los quiero mucho y los llevo en mi corazón”, supo decir el Gringo, luego de una venta.


Gustavo González de su blog Turf Class
+Notas
18/04/2024
El hijo de la ganadora del GP Estrellas Distaff (G1) de 2018, se llevó el Clásico Luis María Doyhenard (G3) y apunta alto.

17/04/2024
William Pereyra la puso adelante apenas se abrieron los partidores y se mandó a mudar para quedarse con el Clásico Vale Dori.
17/04/2024
El pupilo de Gustavo Scarpello se llevó el Hándicap Equal Stripes tras un desarrollo complicado que supo idealizar Francisco Fernandes Goncalves.