25/09/2021

Cansado de promesas, el turf platense va al paro

 Un grupo de propietarios, entrenadores, jockeys, peones, capataces y serenos unidos en la agrupación Familia del Turf anuncia que no correrán el martes y jueves próximos


Image
Click on image!

Tras el gran acto de campaña del oficialismo que maneja los destinos del Hipódromo de La Plata y que usó una competencia exclusiva para jocketas como excusa para homenajear a Eva Duarte de Perón, la realidad se llevó puesta a la actividad sureña. Englobados en la agrupación “La familia del turf”, propietarios, jockeys, cuidadores, veterinarios, capataces, peones y serenos anunciaron que el martes y el jueves próximo no prestarán servicios en reclamo de pagos atrasados, mejoras edilicias, la reactivación de la obra social, y una actualización en los premios, entre otros puntos.

“Hasta que no nos den una solución real a todos los problemas que acarreamos desde hace un tiempo no va a haber carreras”, le aseguró a REVISTA PALERMO el jockey Matías Ferreyra, una de las caras visibles de una medida acompañada por un gran porcentaje de gente que vive el día a día de las penurias por las cuales atraviesa el turf platense.

Ferreyra indicó además que "se están comunicando" con profesionales y propietarios del interior del país para que no embarquen sus caballos hacia La Plata los días anunciados porque aseguran que no habrá competencias.

Entre los reclamos esgrimidos por quienes llevarán adelante la medida de protesta figura el aumento de los premios, el pago a término de los mismos (hoy se pagan con casi dos meses de retraso), el pago los días de reunión del 3º al 5º puesto –una suma que es de importancia sobre todo para la gente del interior que con ese dinero costea, entre otros gastos, los de los traslados-, los problemas edilicios y las mejoras de las condiciones de trabajo que incluye arreglos en la pista, en el sistema de iluminación y en las empalizadas. A esto se suma la ausencia de obra social. Todos reclamos que ya llevan mucho tiempo, que la actual administración prometió solucionar y no lo hizo.

Hartos de las promesas incumplidas, los actores principales de la actividad sureña tomaron cartas en el asunto y están dispuestos a que no haya carreras en el Bosque hasta que no lleguen desde la administración actual soluciones reales a sus problemas: “Si por la pandemia estuvimos 7 meses trabajando sin correr podemos aguantar un mes sin carreras”, aseguró Ferreyra. En el caso de los jockeys, también está el tema de la falta de representatividad del gremio que los nuclea, que les descuenta un porcentaje de las comisiones pero no les da cobertura en la obra social. 

“No tenemos ni tan siquiera obra social. Yo tengo tres hijos chicos y ¿Quién los va a atender si mañana a mi me pasa algo?” enfatizó Jonatan Ramallo, otro de los jockeys que lidera la movida en diálogo con Revista Palermo.

Consultado sobre por qué no se avanzó con los reclamos el martes cuando en forma bochornosa la política se apropió del hipódromo para realizar un acto partidario, Ramallo señaló que “hasta ese día veníamos teniendo contactos pero después no nos hablaron más”.