09/05/2021

Linda Isabelle ratificó su calidad y se convirtió en triunfadora clásica

La de Haras El Ángel de Venecia “sorprendió” con sus movimientos para mantenerse invicta.


Image
Click on image!

La prueba central de la jornada dominical en el hipódromo de Palermo, fue el Clásico Miguel Ángel y Tomás Juárez Celman (G2), en recorrido de 1.600 metros sobre el césped, confrontándose hembras de 3 años y más edad, donde la descendiente de Cityscape manifestó soberbio accionar para asumir el rol protagónico en dicha contienda.

Los ojos de la afición estaban con la gran favorita Grantland, que venía de vencer en el verde sanisidrense a los machos, y que se presentó en esta cita con sobradas chances de continuar su racha triunfal. Sin embargo, tras registrar los parciales, acusó cansancio temprano, siendo desplazada por varias adversarias, entre las que se encontraba la flamante ganadora que condujo Brian Enrique, encargada de filtrarse por líneas internas al ingresar al derecho para rematar con consistencia, apoderándose del comando al promediar 350 metros del final y estirar su diferencia hasta cruzar el espejo.

Lució extraordinaria la entrenada por Dani Etchechoury, adaptándose a plenitud a la complicada cancha de pasto palermitana. Dio un salto grande en el nivel de exigencias al enfrentarse contra “otro lote”, pero que en ningún momento se achicó al ser la menos experimentada de la agrupación, pues, lo que demostró fue promisorio: ganó por 5 cuerpos de diferencia, y guardando hilo en el carrete. ¿Está claro que sirve mucho? ¡Imponente!

En principio el crono oficial reflejó exorbitante registro: 1’30”94c, pero como era de esperarse, fue corregido por las autoridades, siendo el tiempo legal de 1’31”39c.

De esta forma, la nieta de Harlan’s Holiday mantiene intachable su historial y ya son 3 medallas doradas las que reposan en su vitrina, conservando su imbatibilidad de cara a las mejores competiciones. ¡Espléndida!