30/07/2021 por Héctor Torres

Para Agua Maxima fue un paseo de salud

La potranca de La Frontera mantuvo el invicto en el Bosque al ganar el Clásico Miguel Luis Morales (G2) por 2 1/2 cuerpos.  


Image
Click on image!

¿Le habrán guardado energías para la Polla de Potrancas (G1) de Palermo en el mes de setiembre a Agua Maxima? Luego de ver la manera en que se impuso en el Clásico Miguel Luis Morales (G2), central de esta tarde en el Hipódromo de La Plata y además uno de los cotejos pertenecientes al ranking de potrancas local que la hija de Interdetto lidera absolutamente, habrá que caer en la cuenta de que así fue.

Porque lo de la potranca de La Frontera fue un paseo de salud. Porque William Pereyra, quien reemplazó al fracturado Francisco Goncalves y que con el triunfo de hoy ya condujo victoriosa a la zaina en tres ocasiones, cuidó a la criada por Francisco Fraguas desde la largada y hasta el disco. Jamás la mortificó. Y eso se notó en todo el trayecto de la carrera, en el que el piloto formoseño más que competir con sus rivales las acompañó. Si hasta no tuvo la necesidad de utilizar el látigo con la presentada por Roxana San Millán. Y es más, hasta la contuvo unos cuantos metros antes de alcanzar su quinto éxito jerárquico y el cuarto gradual con 2 1/2 cuerpos de ventaja sobre Kume.
Toda esa maniobra se trató de preservarle las energías a Agua Maxima para el que será su gran desafío: el Gran Premio Polla de Potrancas (G1) en el mes de setiembre en Palermo. Cotejo para el cual, además de su invicto en cinco salidas sobre la arena sureña, la entrenada por el decano Isidoro San Millán le suma un notable tercer puesto detrás de Lindalevesolta y Carta Embrujada en el Gran Premio Estrellas Juvenile Fillies (G1), prueba en la cual demostró estar a la altura para ganar en cualquier hipódromo fuera de la Ciudad de las Diagonales.