Actualidad
El turf, en busca de soluciones nuevas a viejos problemas
Del Editor
27/12/2022
Revista Palermo
Una mirada optimista invita a pensar que la larga transición que el turf vive desde que lo castigó la pandemia va a terminar en 2023. No hay más margen para echarle la culpa al Covid-19 de los premios que aumentan por goteo mientras los gastos de un stud diluvian. O para esperar que los hipódromos recuperen al menos una parte del personal para atender mejor a sus clientes, a los que se los obliga a pagar por adelantado una consumición en los sectores gastronómicos para poder sentarse a ver a su caballo o al que eligió por tabulada. Algo por lo que no deben pasar quienes asisten al casino de Palermo, donde hay un bar temático deportivo pero ninguna pantalla que muestre las carreras.

Por comparar sin ser tendenciosos con algo que está bien, aunque el ámbito es diferente, en el bar de cervezas que acaba de estrenarse en San Isidro se pueden observar las carreras y caminar dos pasos para hacer una apuesta. Es cierto, no hay tragamonedas que rivalicen, pero aquella idea en el origen de la sala de Palermo, de que el público de las maquinitas sería un potencial nuevo aficionado a las carreras, aunque circunstancial, no se ha concretado aún.

“Tuvimos un 2022 a nivel país con más terremotos y cosas negativas con la salida de la pandemia. Realmente este año vivimos la salida de la pandemia, no sabíamos cuándo podíamos volver a darnos un abrazo…”, la frase es de Antonio Bullrich, presidente de la Comisión de Carreras de Hipódromo Argentino SA y un hombre que escucha al público del tablón, porque se lo cruza asiduamente.

“Yo veo positiva esta salida ahora, hubo que hacer obras, arreglar las canchas. No podemos dejar de lado la crisis social, sobre todo, que también tomó a Palermo.

En el turf la pandemia nos unió, tuvimos problemas, pero somos muy pocos como para estar peleados”, asegura el directivo. “En lo internacional, creo que debemos estar más representados, con más dirigentes. Hoy, Palermo está teniendo mejores relaciones con los hipódromos; con los del Interior buscamos que haya más carreras formales. Acá hay carreras en todas partes y hace falta oficializarlas”, agregó.

En ese sentido, Nicolás Ferro, secretario general de la Asociación Gremial de Profesionales del Turf, apuntó: “El problema del juego en el Interior está hace 30 años y no se resuelve. Todo el mundo sabe que se apuesta más plata que la que entra en el totalizador y lo único que le sirve a la actividad es que la apuesta entre en el sistema.
Eso hace que el turf esté como está, sin crecer. Para la política, el turf es el último orejón del tarro”.
Según Bullrich, el hecho de que se esté homologando el laboratorio de San Isidro es una gran noticia. “Ahora, los análisis de los Grupo 1 se van a hacer en San Isidro. El problema del laboratorio de Francia era la demora en mandar el resultado, que podía ser de un mes y medio y obligaba a anotar en el clásico siguiente sin confirmación.

Ahora, ese lapso va a ser de diez días. San Isidro hizo una gran inversión y la sigue haciendo para ponerse a la par del mundo”.

Horacio Espósito, vice chairman de la IFHA, contó en Revista Palermo que el Jockey Club debería tener ayuda económica para continuar adaptando su espacio para el estudio de muestras a los cánones internacionales. También recordó que, por ahora, el sostén de lo que se necesita en personal, aparatología e insumos corre por cuenta de San Isidro. Palermo debe tener una opinión al respecto. Espósito anunció en Revista Palermo que Longines auspiciará el Gran Premio Jockey Club (G 1) y que el GP Latinoamericano sé correrá en esa misma jornada de la segunda etapa de la Triple Corona.

Martillero al fin, Antonio Bullrich analizó: “El mercado interno fue bueno en 2022. Nos falta trabajar el externo. Debemos trabajar más en bienestar animal y en la transparencia. No ganamos una Breeders’ Cup por esas cosas de las carreras (con Blue Stripe). Además, hay que retomar la costumbre de hace dos décadas. El caballo argentino necesita aclimatarse, así empezamos a tener éxito en Estados Unidos. Y vamos a volver a conquistar ese mercado. Necesitamos compradores del mundo. Todos los haras están haciendo grandes inversiones.”
Aquí, Antonio entró en un terreno que incumbe a la política, aunque aclaró que el problema no es solo de un lado de la grieta. “El sistema impositivo es caníbal para que el extranjero invierta aquí, entonces se va a Australia o se queda en su país. Muchos tienen ganas de tener caballos en la Argentina para venir, estar acá, disfrutar de un gran país, pero los asusta la burocracia, las dificultades para ingresar divisas para costear el mantenimiento de un caballo y dar trabajo, no para especular.”

Pero los problemas no son solo externos. “Las trabas de este país para apostar, como con el juego online, que no puede salir de la Ciudad de Buenos Aires, supone un atraso en estos tiempos”. Las carreras, con todo, gozan de un aporte que el Estado provincial extrae de las tragamonedas y en la Ciudad de Buenos Aires de un porcentaje de las tragamonedas que explota Palermo.

Sin más resaca por los confinamientos de la pandemia, el turf entra en una etapa con soluciones nuevas y problemas viejos. El asunto es no estancarse, que por fin sea un tiempo superador y más independiente.
+Notas
20/06/2024
En su primera salida local el de Las Canarias volvió al podio en el Hándicap Fornara. 
20/06/2024
El ejemplar de Parque Patricios frenó a Hit Tifon por el hocico en su segundo Clásico General Manuel Belgrano (G3).
20/06/2024
La de Tres Jotas que entrena Arnaldo Vigil debutó ganando por 8 cuerpos en el Especial Independencia.