12/01/2020 por Hector Torres

De punta a punta (¿De qué otra manera si no?) El Consorte logró el double event

Por segundo año consecutivo, el caballo del stud Urquiza ganó el Clásico Buenos Aires (G3).


Image
Click on image!

Y El Consorte lo hizo de nuevo. El crédito del stud Urquiza triunfó por segundo año consecutivo en el Clásico Buenos Aires (G3), consiguió el double event y, lo que es más importante, recuperó su romance con el disco.

Para muchos esta nueva presentación millera de El Consorte era una prueba de fuego para el zaino, sobre todo después de la experiencia negativa del hijo de Grand Reward en el Gran Premio Joaquín S. De Anchorena (G1), prueba en la que se enojó corriendo adelante, su jockey Lauro Balmaceda no lo pudo amansar, el ejemplar gastó energías antes de tiempo y en el final de la carrera quedó sexto.
Pero esta vez El Consorte fue el mismo que había ganado el Clásico Chapar (G2) y el Gran Premio San Isidro (G1), Balmaceda lo puso al frente desde el vamos y el millero fue imposible de detener. Incluso para Expressive Smart, que siguió al puntero y en algún tramo quiso platearle pelea. Pero fue inútil, cuando Balmaceda llamo a correr de firme a El Consorte, éste se desprendió de su perseguidor, sacó luz y alcanzó la meta con 2 1/2 cuerpos, rematando su faena en un registro notable de 1'32''49c., según la medición del cronómetro oficial siempre discutible.
Así El Consorte volvió a ratificar sus cualidades y a demostrar que cuando su jinete logra serenarlo el millero es imposible de derrotar.